Lentes motorizados – ¿Por qué elegirlos?

 

Lente Varifocal Motorizado

Si estás pensando en instalar un sistema de videoseguridad para hogar, negocio o empresa y buscas siempre la manera de obtener la mejor calidad en imagen posible; generalmente siempre se busca la mejor resolución, pero ¿Realmente solo la resolución es importante? ¿Hay otros aspectos que deberíamos considerar a la hora de pensar en la mejor calidad de imagen?

Al día de hoy, en el mercado, por suerte contamos con gran variedad de cámaras de seguridad y un abanico de posibilidades en cuanto a lentes y características para cada una de estas cámaras. Encontramos lente fijo, varifocal, varifocal motorizado, etc… Pero ¿Cuál de estos es mejor? o mejor dicho ¿Cuál es la diferencia entre uno y otro?. Veamos cada uno de ellos para entenderlos mejor y poder decidir cuál es el mejor o el adecuado para cada caso en especifico.

 

Lentes fijos:

Estos lentes vienen ajustados de fabrica con cierto milimetraje que no se puede cambiar, por lo tanto, la imagen nunca se ampliará por medio del lente y dependiendo del tamaño de nuestra óptica tendremos mas o menos campo de visión. Este es el tipo de lente mas común en los sistemas de videovigilancia.

motorizado-lente-fijo

 

Lentes varifocales:

Este tipo de lente vienen con un rango que nos permite modificar el campo de visión de forma manual; con este tipo de lente podremos por ejemplo hacer zoom. Son algo más costosos pero con la ventaja de que nos permiten manejar mucho mejor el ángulo de visión en nuestras cámaras de seguridad.

 

Lentes Varifocales Motorizados:

Este tipo de lente es como el Lente varifocal pero con la diferencia y ventaja de que poseen un mecanismo automático que nos proporciona un enfoque óptimo de forma rápida y sencilla.

Con el lente varifocal motorizado se puede aprovechar todo el potencia de nuestras cámaras de videovigilancia, proporcionando calidades de video excepcionales, ya que a medida que aumenta la resolución de los sistemas de seguridad IP, se requiere una mayor precisión en el ajuste de las ópticas de las cámaras.

De este modo, en las resoluciones mas grandes se hacen visible los pequeños desenfoques que se producen al ajustar manualmente un lente y que resultan inapreciables en resoluciones más pequeñas.

 

Ahora que conocemos los tipos de lentes que se pueden encontrar en las cámaras de videoseguridad actuales que hay disponibles en el mercado, podemos enumerar algunas ventajas en cuanto a los lentes motorizados que son el tema principal de este post.

  • Precisión del enfoque: En resoluciones superiores a los 3 megapíxeles, sería complejo ajustar manualmente un lente a un punto óptimo, principalmente si queremos hacerlo con monitores pequeños que son muy comunes en los sistemas de videoseguridad, por lo que no siempre resultaría preciso; así que en este punto lo ideal seria un ajuste automático. Empleando una lente motorizada autofocus, en lugar de una lente tradicional con ajuste manual, se obtiene un enfoque óptimo que garantiza la mejor calidad de imagen.
  • Sencillez, rapidez y ahorro: Al usar un lente motorizado autofocus, nos facilita la instalación y se asegura que será rápida y mucho más sencilla, en lugar de tener que realizar un ajuste mecánico del lente quizás en puntos elevados y con instrucciones no siempre muy precisas. En lugar de esto se puede dejar instalada la cámara para posteriormente realizar el ajusto correspondiente de la óptica de forma sencilla desde la propia interfaz de la cámara o el videograbador (DVR).
  • Realizar ajustes remotos en cualquier momento: La apertura de la lente puede ajustarse en cualquier momento, desde cualquier lugar, desde la propia instalación (desde el grabador, PC, o incluso desde un Smartphone a modo de herramienta de ajuste), así como remotamente (habitualmente accediendo en remoto al grabador).

Esto permite acceder fácilmente en cualquier momento de manera sencilla a la interfaz y corregir los ajustes que sean necesarios sin tener que desplazarse hasta el sitio o enviar técnicos a realizar dicha labor, en caso de requerir algún reajuste posterior a la instalación o simplemente si cambian las necesidades del cliente.

Todo esto reduce el tiempo de instalación, el número de técnicos durante la instalación, riesgos en puntos de difícil acceso, etc…

En definitiva, se reducen los gastos de instalación. Así que por todos estos motivos, las cámaras con lente varifocal motorizado, son una excelente opción a la hora de elegir su sistema de seguridad.

varifoppal

Si desea conocer que cámaras son compatibles con lentes motorizados, eche un vistazo en nuestra sección de Cámaras de seguridad y ahora que conoce sus beneficios, elija la que mejor se adapte a sus necesidades.

Si requiere más información o asesoría no dude en contactarnos y con gusto responderemos todas sus inquietudes sobre este tema de manera inmediata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio utiliza cookies para ofrecerle una mejor experiencia de navegación. Al navegar por este sitio web, acepta nuestro uso de cookies.
Tiene alguna inquietud? Háblenos en Whatsapp